Tomas Colomer

En la década de los 60, el periodista norteamericano Hodding Carter afirmaba que “Sólo dos legados duraderos podemos dejar a nuestro hijos: uno las raíces, el otro, alas”

Sin duda es una máxima que recoge la esencia de lo que ha sido, es y será Tomas Colomer. Nuestro tatarabuelo abrió una tienda en Granollers (Barcelona) hace casi 150 año, en 1870, movido por la pasión por la alta relojería y la joyería. Desde entonces, han formado parte de la empresa otras cuatro generaciones herederas todas de una huella y un carácter que con  el paso del tiempo se han transformado en una nombre y una estructura más vigorosa. Actualmente, contamos con otras dos tiendas ambas ubicadas en el centro de la ciudad condal. Nosotros, por nuestra parte , recogemos los frutos , absorbemos la experiencia y nos alimentamos de esas raíces para batir bien fuerte las alas y dejar volar la imaginación, continuando con el saber hacer, el buen gusto  y la profesionalidad de los que nos precedieron. Así nace nuestra tienda online, cargada en novedades en relojería y joyería y que esperemos les guste tanto como a nosotros.